Un chai latte y algo dulce en Cafelito

Comparte el post en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Acabamos nuestra ruta por Tapapiés 2017 y unos amigos propusieron ir a una cafetería que no conocía y quedaba muy cerca: Cafelito.

Me llamó la atención la fachada del lugar, con porticones antiguos de madera que separaban la zona de acceso al interior del local de una zona Take Away en la que unos chicos estaban siendo atendidos.

cafelito_madrid_fachada
Fachada de Cafelito

El local es un espacio acogedor, y al entrar, vimos que estaban todas las mesas ocupadas pero tuvimos suerte y en ese momento dejaron una de las mesas libres.

cafelito_madrid_entrada
Cafelito entrada

En su carta puedes encontrar cafés (no son los típicos que encuentras en otras cafeterías), tés, infusiones ecológicas, cócteles, otras clases de bebidas, tostadas y dulces.

cafelito_madrid_pizarra
Cafelito

La chica que nos atendió fue súper maja, era su segundo día y nos atendió muy bien.

Pedimos tres cafés dobles expresso, un chai latte, y tres tartas caseras (zanahoria, manzana y guinness) para compartir entre cuatro. También unos vasos de agua, ya que estábamos muertos de sed.

Nos trajeron tres vasos con agua y el cuarto recipiente, en lugar de un vaso, fue una botellita de vidrio de cuello ancho. Al primer sorbo de agua noté un gusto peculiar, a cardamomo, y es que en Cafelito, aromatizan el agua que van a servir a sus clientes.

La presentación del chai latte, muy original, sobre una bonita tabla de madera una tetera de latón donde infusionaba el chai latte con trozos de canela y rodajas de jengibre, una taza, un recipiente pequeño para colocar el filtro con el poso del chai latte, y lo más curioso, unos relojes de arena para iniciar una cuenta atrás y controlar el tiempo de infusionado.

cafelito_madrid_chai_latte
Chai latte

Las tartas caseras, servidas en platitos tipo vajilla antigua, no decepcionaron, la que más me gustó fue la de guinness y me quedé con las ganas de probar la de chocolate y pera que justo se les había acabado así que tendré un buen motivo para volver.

Cuando vas a pagar te dan una tarjeta con casillas que te van sellando con cada consumición y cuando la completas, te invitan a un café.

En resumen, es de visita obligada pasarse por esta cafetería de Lavapiés situada en la calle Sombrerete, número 20.

cafelito_madrid_tarjeta_fidelidad_1
Tarjeta de fidelidad

 

Comparte el post en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter